RAFAEL ALBERO Y FINA CARBONELL DEJAN ATRÁS UNA ETAPA DE ILUSIÓN Y DE TRABAJO EN LA PAPELERÍA COSMOS. CON LA JUBILACIÓN DE ALBERO, EL LEGADO DE ESTA TRADICIONAL PAPELERÍA PASA A MANOS DE SONIA LÓPEZ, QUIEN ILUSIONADA ESPERA SEGUIR LUCHANDO POR ESTE NEGOCIO COMO LO HAN HECHO ELLOS DESDE EL AÑO 1987

Hace 33 años surgió la Papelería Cosmos gracias a una ilusión. Rafael Albero y Fina Carbonell abrieron en marzo de 1987 su propio negocio, situado en !a calle Músico Carbonell 1. Albero trabajaba en una distribuidora de prensa y revistas y tenia el deseo de montar su propia papelería, por lo que Carbonell dejó su trabajo para seguir unidos y ‘pasando buenos tiempos y malos tiempos», recuerda el fundador de esta tienda. Comenzar desde cero, sin clientes, en una zona donde no había ninguna papelera y acondicionando una tienda de cerámica, es lo que tuvo que hacer esta pareja para conseguir su sueño. Tras esos primeros pasos le siguen 33 años de lucha. ‘Hemos funcionado trabajando mucho cada día de la semana, incluidos los sábados y domingos. Es un oficio muy obligado, pero siempre hemos mantenido la ilusión y las fuerzas’, coincide el matrimonio

Rafael Albero también es el actual presidente de la Asociación de Prensa y Revistas de Alcoy y comarca, hasta que realicen una reunión ‘y pase el legado a otra persona’. Esta asociación surgió en el año 95, entre varios compañeros del sector, consiguiendo a lo largo de los años diferentes convenios con las distribuidoras que favorecía a los asociados El cargo de presidente de la asociación obliga a acudir a cenas y compromisos. pero eso no ha impedido abrir puntualmente cada día.

Ellos mismos aseguran que mantener esa ilusión durante tantos años es gracias a la gente. “Conseguir clientes cada día es lo más bonito que recordamos tras todos estos años. Muchos de ellos del barrio, pero también de otras zonas de Alcoy que acuden satisfechos por el trabajo que realizas’, explica Albero y añade su mujer “Hemos hecho una plantilla fija de clientes que continúan comprando y que nos están apoyando en este momento complicado a raíz del coronavirus

La trayectoria de 33 años, llena de ilusión y de ganas, termina para ellos en un momento difícil por la crisis sanitaria, pero aseguran que «la clientela fija hace posible que esta situación se supere». Tanto Rafael como Fina se han ganado la confianza de los dientes a lo largo de los años haciendo que personas de otras zonas de Alcoy vuelvan a su negocio para adquirir periódicos y revistas, además del material escolar.

UNA NUEVA ETAPA
Con 62 años y cerca de la jubilación, Rafael y su mujer, ya jubilada, no tienen planes de futuro, pero sí en mente algún viaje para celebrar el cierre de otra etapa. Aún así, siendo gente activa, aseguran que buscarán diferentes ocupaciones y viajarán todo lo que no han podido viajar antes.

Ahora, las ganas de luchar las asume con fuerza Sonia López, que sabe del negoció pues ha trabajado 18 años en la librería Exlibris. Recientemente ha decidido dejar un trabajo fijo para lanzarse a por su sueño. El mundo del libro y la atención al público hacen que Sonia se sienta ilusionada. Albero espera que la nueva dueña lleve igual o mejor este negocio, ya que es una joven con experiencia que está abriendo camino a otra generación más adaptada a las nuevas tecnologías.

“Gracias por todo lo que nos habéis dado”

Sonia López ha tomado el relevo al frente de la Papelera Cosmos y antes de que Rafa Albero deje su puesto tras el mostrador le ha querido mandar, a él y su mujer, estas palabras de agradecimiento:

«Quien me conozca sabe que desde hace poquitos meses he conseguido hacer mi sueño realidad, al quedarme con la Papelería Cosmos. Pero además de eso, he conocido a una persona maravillosa: Rafael Albero.

Los días que llevo con el, me han hecho recuperar la ilusión de trabajar cara al público, el recibir a la gente con una sonrisa en la cara, el hacer que se sientan como en su casa.

Me veo con la necesidad de escribir unas palabras, para él y para su clientela que se ha convertido en una pequeña familia. He visto entrar en Cosmos personas adultas, felicitando a Rafael por su pronta y merecida jubilación, algunos con pena pensando que se va un compañero.

He visto adolescentes entrando para saludar a Rafael, para saber si él y su mujer Fina, estaban bien después del confinamiento, días duros ya que no se ha cerrado ni un solo día. He visto a niños pequeños decir su nombre después de estar más de 40 días sin salir a la calle, oír a sus padres decir que lo primero que querían hacer los pequeños era ir a Cosmos a ver a Rafa para comprar libros y juguetes. Después de todo esto, de ver una vida de trabajo, de esfuerzo de hacer realidad un sueño y lograr jubilarte en él. Creo que hablo de parte de toda esa gente al decir. Gracias Rafa y Fina, gracias por todo lo que nos habéis dado»