La campaña se inició el pasado 1 de Febrero con la entrega de un comunicado a los clientes en el que, bajo el título de COMERCIO INJUSTO, se denuncia lo insólito que resulta que se obligue al vendedor de prensa a entregar publicidad instando al cliente a que no le compre más.

Aunque esta práctica es achacable a la mayoría de los editores, resulta sangrante en el caso de los coleccionables, que utilizan al vendedor de prensa para que entregue los primeros números, compuestos por cartones voluminosos y percibiendo una comisión irrisoria.

En los números siguientes elevan de forma desmesurada el PVP, si el cliente lo quiere coleccionar en el quiosco, y hacen suculentos descuentos y regalos si se suscribe y se lo envían a casa, prescindiendo del punto de venta.

Los vendedores de prensa consideran que esta forma de actuar atenta contra su dignidad y es una práctica desleal ya que no puede competir en igualdad de condiciones.

Por todo lo anterior la Campaña, bajo el lema “NO ESTAMOS LOCOS” continuará con la colocación de un cartel en todos los puntos de venta y la entrega a cada cliente de la nota informativa incluida en esta entrada.